Compañias

Servicios

Síguenos en nuestras redes sociales

Menor crecimiento de la producción mientras las fábricas luchan con la escasez de suministro. El nuevo panorama de la zona euro.

Aunque la demanda sigue siendo fuerte, como lo demuestra una sólida mejora adicional en las entradas de nuevos pedidos, las cadenas de suministro continúan deteriorándose a un ritmo preocupante. La escasez de insumos ha restringido el crecimiento de la producción en lo que va del cuarto trimestre.

A primera vista, los fabricantes de la eurozona tuvieron un mes extraordinario en noviembre. El PMI manufacturero de la zona euro de IHS Markit aumentó de 58,3 en octubre a 58,4, marcando el primer aumento en el índice general desde junio. La última lectura no solo estuvo muy por encima del nivel sin cambios por debajo de 50 sino que también fue casi siete puntos más alta que el promedio a largo plazo.

La interacción de estas medidas de la encuesta PMI de producción, nuevos pedidos, tiempos de entrega de proveedores e inventarios se ilustra en el gráfico 1 a continuación. Tenga en cuenta que todas estas variables, más el empleo, son componentes que se utilizan en el cálculo del PMI general.

Gráfico 1: PMI manufacturero de la zona euro y sus cinco componentes

Sin embargo, los detalles detrás del PMI principal muestran un panorama mucho más preocupante.

Aunque la demanda se mantuvo fuerte, como lo atestiguó una mejora sólida en las entradas de nuevos pedidos durante noviembre, las cadenas de suministro continuaron deteriorándose a un ritmo preocupante. Los retrasos en el suministro se dispararon a un máximo histórico en mayo de 2021 y desde entonces han continuado deteriorándose a tasas que superan todo lo visto antes de la pandemia. Esta escasez de insumos ha restringido el crecimiento de la producción en lo que va del cuarto trimestre, siendo de 53,5.

La lectura promedio del índice de producción en el cuarto trimestre está solo ligeramente por encima del promedio a largo plazo prepandémico de 52,9. Mientras tanto, un incremento récord en los inventarios reflejó un aumento de los esfuerzos de los fabricantes para crear existencias de seguridad, a su vez impulsado por los temores de una escasez continua de insumos en los próximos meses.

Gráfico 2: Índice de producción del PMI manufacturero de la zona euro frente al crecimiento de la producción oficial.

Es la constricción de la producción en relación con los nuevos pedidos lo que también ayuda a explicar por qué las presiones sobre los precios son tan fuertes actualmente. Con la demanda superando una vez más a la oferta, la encuesta del PMI de noviembre vio un mercado de vendedores continuó, empujando los precios cobrados por los productos manufacturados al alza a una tasa que superó todo lo registrado anteriormente en casi dos décadas. Los precios más altos en las fábricas también sugieren que la inflación seguirá aumentando. Por lo tanto, mientras la producción continúe a la zaga de los nuevos pedidos, los precios tenderán a subir. 

Califica este artículo
No hay comentarios

Deja tu comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.