Compañias

Servicios

Síguenos en nuestras redes sociales

Europa le apuesta a una inflación del 2%

Alemania ha decidió tomar las tres claves del banco central europeo para mejorar como instrumento de protección contra la inflación, el concejo ha encontrado apropiado tomar un paso adelante que considera importante para un camino de normalización, esta decisión se basa en la inflación y en los riesgos que la inflación tiene para Europa y para el mundo. Los últimos datos muestran que sigue creciendo y es necesario hacer más ajustes sobre la política económica, el objetivo es que las expectativas coincidan con las metas propuestas al finalizar el año.

El objetivo de inflación es y seguirá siendo el 2%, se revaluarán todas las opciones para tener el control del riesgo de liquidez. Sabemos que la política monetaria se transmite suavemente por todos los países de la unión europea, todo esto depende de la severidad de la situación que se tiene por delante, protegiendo los mecanismos de transmisión, enfocados en los precios.

La primera línea de defensa de este mecanismo se ha establecido en función de la pandemia covid-19 tomada por el banco central europeo y donde prima la política fiscal. La segunda es lo relacionado con la agresión no justificada de Rusia sobre Ucrania, que ha causado un efecto enorme en los precios y en el poder adquisitivo de los habitantes de la unión europea, además de crear una gran incertidumbre para la economía mundial.

Los próximos años serán difíciles, se ha abierto la puerta a nuevas políticas fiscales que han podido sostener la economía especialmente en el sector servicios, el turismo es importante en Europa y seguirá aportando nuevos beneficios económicos. La política fiscal realmente ha ayudado a amortizar los efectos del covid-19 y ahora jugará un nuevo rol en este nuevo escenario de la energía.

Existen problemas con la energía debido a la guerra contra Ucrania y ahora la política fiscal en todos los países de la unión debería estar enfocada en la estabilidad. La inflación era del 8.6% en junio, la guerra no justificada de Rusia sobre Ucrania ha sido uno de los principales culpables de esta inflación y esto no refleja más que la importancia de Rusia y Ucrania como grandes proveedores y productores de productos agrícolas, importantes para Europa y para el mundo. Pero no solo ha sido eso, antes de la guerra, la demanda de los servicios luego del covid-19 explicaba en parte este crecimiento de precios, ahora ambos se han juntado y por eso la inflación se salió de control.

Igualmente, los estudios más recientes muestran que hay un impacto indirecto de los precios de la energía en todos los productos de manera general, esperamos que la inflación permanezca alta durante algún tiempo más. Por otra parte, la depreciación del euro explica también esta escalada de precios.

El desempleo ha caído a datos históricos en mayo. Por lo cual, los salarios han aumentado de manera regular y se espera que en el largo plazo la inflación baje hasta el 2% en 2024, una primera meta es que al cierre de 2022 este en 6% y para 2023 en 4%. Los datos muestran que esto no será fácil y quizá no tan rápido, por esta razón, los países deben continuar vigilando los indicadores a nivel de: crecimiento económico, la guerra en ucrania, la demanda de energía, el coste de la energía y los costes de los alimentos, sabemos que seguirán siendo elevados si no hacemos nada. 

Los riesgos de la inflación continúan subiendo y esto se ha intensificado a mediano plazo, esas son las expectativas, habrá precios más elevados, sí. Sin embargo, si la demanda baja a mediano plazo y esta demanda es sostenible, eso hará bajar la presión de los precios, en cuanto a las políticas monetarias, hay mucha volatilidad pero asociada a la incertidumbre de la guerra en Ucrania y los precios de la energía,  como meta se debe bajar la demanda de energía en 15% en la unión. Las tasas de los bancos están más elevadas y esperamos que la demanda de dinero baje y esto también reduzca la presión. Que las empresas sigan estos mecanismos, también contribuye un poco a bajar los precios sobre la inflación. En resumen, la inflación continuará siendo elevada durante 2022. Los últimos indicadores muestran una baja que continuará en 2022 y mediados de 2023, pero la meta está clara en 2024 la inflación deberá estar en 2%.

Fuente:

GCBloomRisk. 

Califica este artículo
No hay comentarios

Deja tu comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.