Compañias

Servicios

Síguenos en nuestras redes sociales

El papel de las instituciones financieras en la sostenibilidad ambiental.

Impulsados por la demanda de los inversores y la necesidad de fomentar la transparencia y el rendimiento financiero y económico a largo plazo, los bancos centrales y las entidades financieras están avanzando en la creación de un marco normativo para divulgar y gestionar los riesgos relacionados con el clima y los acuerdos Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo. Las instituciones financieras buscan cada vez más entender el impacto de los ajustes políticos, normativos y tecnológicos de la transición a una economía baja en carbono.

Es probable que los cambios globales en las políticas, sobre todo en países desarrollados como EE.UU. y en Europa, incluyan medidas como normas obligatorias de eficiencia energética, la supresión de las subvenciones a los combustibles fósiles y a la electricidad, y la aplicación de mecanismos de fijación de precios del carbono, junto con un cambio en las preferencias de los consumidores y políticas para reducir la deforestación y fomentar el uso sostenible de la tierra.

Los resultados del sector financiero están cada vez más amenazados por los daños directos a los activos causados por sucesos medioambientales, el aumento de los costes de cumplimiento legal y reglamentario asociados a los controles de las emisiones, la normativa ASG y el aumento de las primas de los seguros. Los crecientes requisitos normativos para revelar los riesgos materiales relacionados con el clima y el medio ambiente afectan directamente a las instituciones financieras, y es probable que se extiendan gradualmente a las empresas y a los inversores de todo el mundo.

En América Latina, los riesgos de transición reflejan la necesidad de mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, los ODS y apuntalar el rápido despliegue de tecnologías de bajo carbono. Las políticas gubernamentales promulgadas hasta ahora han sido amplias, sin requisitos específicos para las empresas, o están todavía en fase de planificación. Además, existen retos técnicos asociados a la falta de herramientas reguladoras e infraestructuras que amenazan con impedir la ejecución efectiva de las políticas. Aunque se está presionando a las empresas para que divulguen sus riesgos ASG y relacionados con el clima utilizando diversos marcos de información, estos informes siguen siendo voluntarios y se centran en la divulgación de los riesgos climáticos más que en las prácticas de gestión.

Muchas de las entidades del sector financieras en Colombia han disminuido la cantidad de impresión a color, dado que es de las más contaminantes del planeta. No solo el volumen de papel que manejan este tipo de organizaciones, si no en cualquier otra superficie, debido a que en el proceso de producción y desecho de estas tintas se deteriora el medio ambiente. Todo esto apuntando a procesos de digitalización. Por ello, marcas a nivel nacional y global han avanzado a actividades sostenibles, diversificando su imagen corporativa a elemento de color base.

Califica este artículo
No hay comentarios

Deja tu comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

En nuestra plataforma GCBloomrisk encontrarás