Compañias

Servicios

Síguenos en nuestras redes sociales

El mítico inversionista George Soros advierte que China está enfrentando una crisis económica

China se enfrenta a una crisis económica después de que el boom inmobiliario terminará con fuerza el año pasado, según el inversor George Soros.

El multimillonario dijo en un discurso en la Institución Hoover de la Universidad de Stanford este lunes que el presidente Xi Jinping podría no ser capaz de restaurar la confianza en el asediado sector inmobiliario, que se ha visto afectado por una serie de impagos de los promotores y la caída de los precios de la tierra y los departamentos.

El boom inmobiliario de China se basó en un modelo “insostenible” que benefició a los gobiernos locales y animó a la gente a invertir la mayor parte de sus ahorros en propiedades, dijo Soros.

Las políticas gubernamentales diseñadas para frenar el boom dificultaron el pago de las deudas del gigante inmobiliario Evergrande, añadió.

El desarrollador inmobiliario se tambalea bajo más de US$ 300.000 millones en pasivos totales, incluidos unos US$ 19.000 millones en bonos en el extranjero en manos de gestores de activos internacionales y bancos privados en nombre de sus clientes. Evergrande lleva meses luchando por conseguir efectivo para pagar a los prestamistas.

Los funcionarios del gobierno fueron enviados a la empresa para supervisar una reestructuración, pero hay poca claridad sobre lo que viene después. Evergrande ha pedido más tiempo, pero algunos prestamistas no parecen dispuestos a esperar. El domingo, la empresa afirmó que se habían designado administradores judiciales sobre una parcela de terreno en Hong Kong, que había puesto como aval de un préstamo de US$ 520 millones el año pasado.

“Queda por ver cómo manejarán la crisis las autoridades”, dijo Soros durante una mesa redonda sobre la evolución de China y cómo debería responder Estados Unidos. “Es posible que hayan pospuesto demasiado tiempo al tratamiento de la misma, porque la confianza de la gente ya se ha visto afectada”.

En los últimos años, Soros se ha convertido en un importante crítico de Xi y del Partido Comunista gobernante en China. El legendario inversor y presidente de la Open Society Foundations dijo en septiembre que el gestor de activos BlackRock estaba cometiendo un “trágico error” al hacer más negocios en China. Soros también ha criticado a Beijing por sus políticas de vigilancia y la represión de los negocios privados.

El presidente de China se enfrenta ahora a los riesgos del mercado inmobiliario, según Soros, que habló pocos días antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing.

La caída de los precios “pondrá en contra de Xi Jinping a muchos de los que invirtieron la mayor parte de sus ahorros en el sector inmobiliario”, dijo Soros, añadiendo que la situación actual “no parece prometedora”.

“Xi Jinping tiene muchas herramientas disponibles para restablecer la confianza; la cuestión es si las utilizará adecuadamente”, dijo Soros.

A los analistas les preocupa desde hace tiempo que el colapso de Evergrande pueda desencadenar riesgos más amplios para el mercado inmobiliario de China, perjudicando a los propietarios de viviendas y al sistema financiero en general. El sector inmobiliario y las industrias relacionadas representan hasta el 30% del PIB del país.

La economía de China creció un 8,1% el año pasado, superando con creces los objetivos del gobierno. Pero el debilitamiento del crecimiento en los últimos meses de 2021 sugiere que la crisis inmobiliaria, los nuevos brotes de covid y el estricto enfoque de Beijing para controlar el virus están pasando factura.

El Fondo Monetario Internacional espera que el crecimiento económico se desaceleró drásticamente hasta el 4,8% en 2022.

Fuente:

https://cnnespanol.cnn.com/2022/01/31/george-soros-crisis-economica-china
Califica este artículo
No hay comentarios

Deja tu comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.