Compañias

Servicios

Síguenos en nuestras redes sociales

Contra todo pronóstico los precios de las materias continúan a la baja.

El índice de precios de materiales MPI (por sus siglas en inglés) de IHS Markit, cayó un 2,9% la semana pasada, una nueva caída después del retroceso de precios casi récord de la semana anterior. Las caídas fueron nuevamente generalizadas y los diez subcomponentes del MPI cayeron por segunda semana consecutiva. Si bien las medidas de inflación agregada continúan atrayendo una atención justificada, los mercados de productos básicos han estado señalando un cambio ascendente en las cadenas de suministro desde mayo. La corrección ha sido modesta hasta la fecha, pero si persiste (lo que los analistas de IHS Markit pronostican que sucederá, este cambio apunta a que las presiones de costos en los mercados de bienes disminuirán ya en la primera mitad de 2022).

Las caídas en los precios de la energía, el acero y los fletes fueron más notables la semana pasada. Los precios mundiales del gas natural continuaron retrocediendo desde máximos históricos y cayeron un 7,6%, su quinta caída semanal consecutiva. Los precios europeos, que habían experimentado los mayores aumentos recientemente, cayeron un 9% la semana anterior después de que los datos mostraran que las importaciones de gas ruso a Europa estaban aumentando. Dado que los niveles de almacenamiento en Europa están en mínimos de diez años, este aumento de la oferta fue bien recibido y trajo un alivio de precios al mercado. El racionamiento de energía y los recortes obligatorios en la producción para muchas industrias pesadas como parte de la política de “control dual” de China continuaron creando problemas en los mercados del acero.  Lo que ha provocado una caída en los precios del mineral de hierro dada la menor demanda. Los precios cayeron a 92 dólares la tonelada la semana pasada, un mínimo de 18 meses, habiendo sido tan alto como $220 la tonelada en mayo. 

La corrección en el MPI contrasta con el aumento de los precios al consumidor en todas las economías. La inflación estadounidense, medida por el Índice de Precios al Consumidor, alcanzó el 6,2% interanual en octubre, su tasa más alta en tres décadas. Otras economías avanzadas y muchos mercados emergentes también están experimentando un aumento de la inflación de precios al consumidor de primera línea, lo que genera un debate sobre cuán transitorio será este episodio de aumento de precios. Sin duda, las presiones de costos en los mercados de bienes siguen siendo agudas. Sin embargo, parece que los precios de las materias primas alcanzaron su punto más alto en el ciclo de precios actual hace algunos meses. Además, la corrección en las materias primas muestra signos de que continuará en 2022, lo que, de ser cierto, pronto comenzará a aliviar la presión sobre al menos los precios de los bienes.

Califica este artículo
No hay comentarios

Deja tu comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.